El comienzo de un sueño | Bienvenidos a la Posada de Grimaldo

Tras un largo proceso de negociación con las anteriores propietarios para llegar a un acuerdo, nuestro sueño comienza a tomar forma el 7 de noviembre de 2011, con la firma de las escrituras.
Adquirimos un solar, que incluía las ruinas de lo que había sido un antiguo parador de carretera, un parador de carreteros, que cada X kilómetros tenían uno para descansar y reponer fuerzas, y así al día siguiente poder continuar con su camino hacia su destino.
De la edificación original, un edificio de dos plantas, se mantenía en pie únicamente parte de la planta baja. Hoy en día La Posada de Grimaldo, ocupa parte de esa edificación, concretamente la zona que estaba destinada a la cocina y a los aposentos.
El antiguo Parador fue reutilizado como vivienda, y estuvo habitado hasta el año 2003 por una familia del pueblo, que sin previo aviso tuvo que abandonarla debido a un gran incendio que arrasó la sierra y cruzó Grimaldo en dirección a la sierra de Holguera. La cubierta de la vivienda, quedó devastada, siendo uno de los muchos daños causados.
A medida que el tiempo pasaba, y dado que la edificación quedó expuesta a las inclemencias meteorológicas,  comenzó un deterioro progresivo del cerramiento exterior de la planta superior. Ante la situación y con el fin de evitar daños mayores, el Ayuntamiento ordenó demoler toda la planta superior, dejando sobre las bóvedas de la planta baja todo el escombro perteneciente a la planta primera.
Esto fue lo que nos encontramos el primer día que entramos en lo que con el tiempo y mucho trabajo se convertiría en “La Posada de Grimaldo”.
Queremos mostrar nuestro agradecimiento a todos aquellos que de una manera u otra han colaborado para que este proyecto se haya hecho realidad. A todos, muchísimas GRACIAS.
A nuestras familias, por su apoyo incondicional y su incansable aguante.
A nuestros amigos por su dedicación e involucración en el proyecto.
A todos los profesionales que han participado.
Y por supuesto a todos los que estáis por llegar. Gracias.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *